Vitoria-Gasteiz es la capital del País Vasco; donde radica el Parlamento, el Gobierno y la casa del Presidente Vasco. Es más conocida por ser la única Global Green City de España desde 2019, por su sostenibilidad y compromiso con el medio ambiente. En el 2012 fue Europe Green Capital por sus iniciativas sostenibles en los ámbitos medioambiental, social, cultural y económico. Ha obtenido en 2016 la certificación internacional “Biosphere Responsible Tourism” como destino turístico sostenible, siendo el único municipio vasco que lo ostenta.

Recomiendo disfrutar de la ciudad medieval, sus parques y Anillo Verde, su limpieza, su especial gastronomía, su seguridad, sus festivales de música, magia o teatro, la tranquilidad de sus ciudadanos,…. En fin, una ciudad para disfrutar del tiempo y vivir el slow life. Es ideal para descansar de la vida ajetreada actual, y como lugar de alojamiento para conocer todo el País Vasco.

Las calles de la Almendra Medieval mantienen aún su antiguo trazado y restos de su muralla defensiva. Sus historias, palacios, la Catedral de Santa María y las iglesias de San Miguel, San Pedro y San Vicente, su vida social y cultural,…han servido de inspiración a escritores como Víctor Hugo o Ken Follet, y algunos cineastas. Cada septiembre se celebra en sus calles un Mercado Medieval con comerciantes vestidos de época; viviéndose un gran salto al pasado. También acoge el Museo de Naipes, uno de los 5 mejores del mundo. El actual diseño de naipes españoles fue creado en Vitoria-Gasteiz y también se fabrican la mayoría de las barajas Fournier de Poker y Bridge que se usan principalmente en Las Vegas y el mundo.

En la Torre medieval de Doña Otxanda, del siglo XV, el Museo de Ciencias Naturales expone una colección de ámbar de la propia provincia que data del Cretácico Inferior. Y en el de Bellas Artes puede apreciar arte español de los siglos XVIII y XIX, y arte vasco de 1850 a 1950. Existen otros museos como los de Arte Sacro, Armería y el Centro Vasco de Arte Contemporáneo. A mí me sorprende el inusual Museo de los Faroles con piezas de vidrio policromado que conforman El Rosario de los Faroles.

Aunque no le interese el tema religioso, una manera ordenada de conocer los lugares más significativos de la ciudad es siguiendo el trazado del Camino de Santiago (interior vasco), que es parte del Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. Es recomendable un tour específico sobre la vida e historia de los judíos vascos por su calle Judería, la Casa del Cordón o el Parque Judimendi, un antiguo cementerio. Hoy en día la Plaza de la Virgen Blanca, la Plaza Nueva, la Plaza de los Fueros y la calle Dato son el centro neurálgico de casi todas las actividades de ocio y gastronómicas.

La música es la bella arte que representa a Vitoria-Gasteiz. Hay más de 10 festivales de música al año: Azkena Rock, Big Band, de Jazz, Semana de la Música Antigua, el Internacional de Música Carmelo Bernaola, el Gasteiz Calling, el de música Punk Rock y Hardcore, el Aitzina Folk y el Zubiazpi Fest. Es ciudad natal de un sinnúmero de compositores, organistas, cantantes, músicos,… Aquí vivió y murió Sebastián de Iradier y Salaberri, el creador de la habanera La Paloma, la canción en castellano más versionada del mundo. Recuerde que, cualquier tema de su interés, nos lo comenta para incluirlo en su tour.

Si dispone de poco tiempo para una excursión, puede ver lo imprescindible de Vitoria-Gasteiz en una mañana, pero nunca sabrá como vibra. Bien valen la pena dos días de estancia para conocerla y unos 4 para completar la provincia. Cerca se encuentran las Basílicas de Armentia o Estíbaliz, la ciudad romana de Iruña Veleia, los campos de la histórica Batalla de Vitoria, las Salinas de Añana, el Jardín de Santa Catalina, o el Parque de Salburua. La maratón, el baloncesto o la gimnasia tienen muchos fans en la ciudad; y se disfrutan algunos eventos de categoría internacional en esas disciplinas.

¡Y recuerda: si a tu ventana llega una paloma, trátela con cariño que es mi persona!

enero 3, 2020