Un buen plan para conocer la cultura vasca debe incluir al menos una visita al País Vasco francés. Incluso siendo una región pequeña, tiene muchos encantos para ver, al menos, durante más de 3 días de visita. Pero si solo tiene un día para su recorrido estoy seguro de que no se sentirá decepcionado. La zona es conocida internacionalmente por sus hermosas playas, spas, surf, golf y rugby; teniendo como principal referencia el sofisticado destino turístico de Biarritz. La ciudad más grande del País Vasco francés es Bayona, conocida por ser un puerto para balleneros y piratas, y por su chocolate; pero quizás su icono más famoso es la bayoneta, que fue inventada en esta ciudad en 1670.

Desde finales del siglo XIX, Biarritz y toda la costa vasca francesa, han sido un lugar de descanso para reyes y celebridades europeas, pero también para surfistas, ya que la entrada de este deporte en Europa ocurrió a lo largo de estas costas a mediados del siglo XX. Es interesante ver cómo el lujo de los palacios y hoteles coexiste con la cultura alternativa de los surfistas. Biarritz es la “Reina de los Verdes” para los golfistas, y uno de sus 16 campos existe desde 1888. La pelota vasca, el jai alai, el rugby y el surf son deportes en los que sus locales ganan los primeros lugares en Francia; por lo que hay eventos de estos deportes durante todo el año. No te pierdas un té en el Hotel du Palais, comer en el hotel Le Regina, o visitar el bucólico puerto pesquero.

Bayona aparece como sitio del Patrimonio Mundial de la ONU por ser el inicio del Camino de la costa a Santiago de Compostela, y su catedral de Santa María es un lugar monumental que vale la pena visitar. También conserva la red de fortificaciones diseñadas por Vauban (1633-1707). Y en Saint Esprit, el barrio judío más antiguo de Francia, todavía hay una sinagoga de las 13 que tuvo. Bayona dio la bienvenida a muchos de esos judíos cuando fueron expulsados de España y Portugal. Estos sefardíes introdujeron el chocolate en Francia, y hoy Bayona tiene el mejor chocolate de toda Francia. El Museo Vasco y de la Historia de Bayona es una opción muy instructiva para conocer la cultura vasca y la de Gascuña, que también tiene influencia en su historia.

El camino de Bayona a Santiago atraviesa las ciudades costeras de Anglet, Bidart, San Juan de Luz, Urrugne y Hendaya; todas ellas con innumerables actividades de ocio y culturales, principalmente durante el verano. El puerto pesquero y las playas de San Juan de Luz tienen un encanto único, así como la iglesia de San Juan Bautista, donde el rey Luis XIV se casó en 1660 con la infanta española María Teresa de Austria. Desde San Juan de Luz se puede ver el lugar de nacimiento del famoso compositor musical Maurice Ravel en Ciboure; y también muy cerca tienes el castillo de Urturbie en Urrugne y el faro de Guétary.

En el País Vasco francés hay 3 rutas de las 4 carreteras principales del Camino de Santiago en Francia: Le Puy, Limoges y Tours, todas son parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1998. Estas 3 vías se unen en la ciudad vasca de Ostabal según el Codex Calixtinus, una de las primeras guías turísticas del mundo moderno escrito en 1660. En esta guía de viaje encontramos palabras y frases vascas únicas del período post-romano. La ciudad de San Juan Pied-de-Port, conocida como Puerta de San Juan, tiene una hermosa ciudadela y un castillo catalogado como monumento histórico; así como las murallas de la ciudad alta y la del barrio de España. La Iglesia de Notre Dame es el edificio gótico más importante del País Vasco francés después de la Catedral de Bayona. Aquí la historia entre Navarra y Francia tienen mucho que contar.

Además de San Juan de Pied de Port, los franceses reconocen oficialmente los pueblos vascos de Sara, Ainhoa y La Bastida Clairence como parte de su lista de los pueblos más bellos de Francia. Personalmente, también me encantan el tren de cremallera La Rhune, las cuevas prehistóricas de Sare, el pimentón Espelette, el Museo del Pastel Vasco, el castillo neogótico de Antoine d’Abbadie, los hermosos centros de talasoterapia y los SPA, el Chateau de Brindos o contarles a mis invitados sobre la vida de Hemingway o Chaliapin a través de estas tierras. Como puede ver, hay muchas opciones para elegir, y podemos ayudarlo a seleccionarlas de acuerdo con sus intereses y gustos.

¡Una tierra con acentos e historia vasca, navarra, gascona, francesa, española e inglesa!

junio 19, 2019